Cizalla | Historia, Tipos, Función, Partes, Cuidados y Mantenimientos

Una cizalla, a veces llamada corta pernos, es una herramienta utilizada para cortar cadenas, candados, pernos y malla de alambre. Típicamente tiene mangos largos y hojas cortas, con bisagras compuestas para maximizar el apalancamiento y la fuerza de corte. Una cizalla produce 20 kilonewtons (4,500 lbf) de fuerza de corte para una fuerza de 250 newtons (56 lbf) en los mangos.

Historia

Ya en el siglo XVIII se utilizaban las cizallas para cortar pernos, aunque se fabricaban con métodos menos sofisticados y con metales más crudos que las versiones de acero endurecido de las que disponemos hoy en día.

Los primeros tipos se fabricaban a partir de hierro en bruto ” lingotes ” tratado en una falsificación de hierro para producir ” barras de hierro “, que luego se martillaban en la forma requerida para la herramienta.

A partir de mediados del siglo XIX, la fabricación de acero se adoptó ampliamente como un proceso de fabricación. Herramientas como las cizallas comenzaron a beneficiarse de la dureza del acero y de la mejor calidad y consistencia de los métodos de producción posteriores a la Revolución Industrial.
Desde entonces, las cizallas han sido una herramienta esencial en la bolsa de los trabajadores de los astilleros y de los muelles.

Los utilizan para cortar los pernos de los contenedores y para cortar a través de la gruesa cadena y los alambres que se utilizan en los grandes buques de navegación marítima. Su formidable fuerza y capacidad para cortar a través de muchos metales también los ha convertido en una herramienta imprescindible en la industria de la construcción moderna.

Tipos de cizallas

Cizalla

La cizalla viene con una variedad de cabezales, con cuchillas biseladas que están diseñadas para acomodar tareas ligeramente diferentes. En la mayoría de los casos, es la forma de las cuchillas la que define el tipo de cizalla, aunque hay otras características que lo definen, que se nombra a continuación:

En la mayoría de los casos, para que una cizalla se defina como cizalla, tiene que tener una bisagra compuesta. La mayoría de las cizallas siguen este patrón, con una bisagra en cada brazo que se une a una tercera bisagra central.

Sin embargo, las cizallas de corte central (ver abajo) y las cizallas con mango de 200m (8″), que se conocen como cizallas compactas, tienen una sola bisagra similar a un par de tijeras. Sin embargo, esto no afecta a la forma en que se utilizan las cizallas y siguen estando definidas por los tipos que se mencionan a continuación:

Cizalla de corte central

La cizalla con cuchillas de corte central son una opción popular y polivalente. Son eficaces porque las cuatro caras inclinadas de los bordes de las cuchillas (el doble bisel de cada cuchilla) soportan por igual el material que se está cortando, forzando su paso por los dos lados de la pieza. Son ideales para la mayoría de las tareas, como cortar varillas, tubos y cables gruesos.

Cizalla de corte angular

En las mandíbulas de corte de la cizalla, las caras superiores de ambos bordes de la hoja se inclinan hacia abajo casi hasta llegar a los lados planos de las mandíbulas. Los bordes inferiores de las cuchillas están sutilmente biselados para crear un borde lo suficientemente delgado como para permitir que la herramienta aplique un nivel de presión tan alto como su contraparte de corte central.

Esto significa que el punto de corte es más bajo cuando la herramienta se coloca plana sobre una superficie, lo que hace que las cuchillas de corte de la cizalla sean ideales para cortar a través de clavos, pernos o tornillos que sobresalen cerca de la superficie de una pieza de trabajo.

Cizalla en ángulo

Si la cabeza de la cizalla está inclinada y diseñada sin placa de superficie debajo, entonces las cuchillas pueden hacer un corte aún más bajo. Este tipo de herramienta puede cortar pernos o clavos casi completamente a ras de la superficie en la que se encuentran.

Para cortar cosas como clavos que sobresalen de las tablas, un par de cizalla con una cabeza angulada es muy útil. Esto levanta las asas de la superficie en la que se está trabajando en un ángulo de 20 ó 30 grados con respecto a la cabeza, dejando amplio espacio debajo para que una mano pueda agarrar la herramienta.

Cizalla de corte

Las cizallas de corte es la herramienta ideal para cortar a través del cable de alambre. En lugar de tener cuchillas que están diseñadas para presionar juntas durante el movimiento de corte, están diseñadas para superponerse y deslizarse entre sí, un poco más como las cuchillas de tijera.

Estas herramientas se utilizan a menudo para cortar cables, lo que pueden hacer limpiamente gracias al hecho de que, en vez de cortar, la forma curvada de sus mandíbulas mantiene el cable en su lugar durante el proceso de corte.

Corte final

Las mandíbulas de corte final tienen el extremo de las cuchillas aplanado y girado para hacer un cabezal tipo pinza. Se utilizan para agarrar y luego cortar materiales tales como cabezas de pernos que se encuentran en lugares estrechos y de difícil acceso y que no pueden acercarse lateralmente con las cabezas de corte central.

Cizalla de trinquete

Algunas cizallas están fabricadas con bisagras de trinquete que permiten al usuario aplicar presión en ráfagas cortas en lugar de tener que aplicar una fuerza prolongada. Estos son generalmente más caros que las cizallas sin esta característica.

Cizalla compacta

Si las cizallas tienen mangos de 200m (8″) (o menos, aunque este es el tamaño mínimo que se encuentra comúnmente), se las conoce como cizallas compactas. Estas herramientas están diseñadas para un trabajo más ligero que sus contrapartes de tamaño completo, como cortar a través de alambre de cercas o cerrojos finos. Son más ligeras que las cizallas estándar y son ideales para su uso en el hogar y en el jardín.

Cizalla hidráulica

Hay tipos y tamaños de cizallas para hacer frente a la mayoría de las tareas domésticas de bricolaje y también son utilizados por los trabajadores de la construcción, por lo que sus aplicaciones son muy amplias.

Sin embargo, cuando la tarea de corte es formidable, los constructores, así como los servicios de emergencia, cambian a una herramienta eléctrica. Las cizallas hidráulicas tienen potentes motores eléctricos y, con una batería recargable, a menudo son inalámbricas y, por lo tanto, fáciles de manejar.

Las mandíbulas de las cizallas hidráulicas a menudo funcionan como guillotinas, con una hoja o cuchillas planas que cortan con fuerza el material que se está cortando. Alternativamente, pueden tener cabezales de cizalla más convencionales.

¿Como funcionan las cizallas?

Estrictamente hablando, las cizallas no cortan los materiales (de la misma manera que las tijeras pueden cortar la tela entre dos cuchillas afiladas), sino que más bien los aplastan mediante la concentración de grandes fuerzas en la pequeña área en la que las cuchillas entran en contacto con el objeto que se está cortando.

Su potencia de corte se consigue mediante el principio de “palanca”, mediante el cual una modesta cantidad de fuerza aplicada a larga distancia (en este caso, la longitud de los mangos) se convierte en una fuerza masiva a corta distancia (las mandíbulas).

La fuerza que se aplica sobre la distancia relativamente larga de los mangos a la bisagra central (que actúa como un punto de apoyo), es magnificada por un segundo par de bisagras, resultando en un impresionante poder de aplastamiento en el cabezal de la herramienta.

Partes de la cizalla

Cizalla

Mandíbulas

Las mandíbulas forman la cabeza de un par de cizallas y están forjadas por separado de los mangos. La parte de la herramienta donde las cuchillas están conectadas a los mangos se llama cuello. Están asegurados en su lugar por un par de pernos. Por el contrario, las cuchillas compactas y el mango diagonalmente opuesto están forjados en una sola pieza y conectados por un solo perno, como un par de tenazas o tijeras de podar.

Cuchillas

Las cuchillas son las superficies de corte reales de la sección de la mandíbula. Están hechas para ser extremadamente duras y vienen en una variedad de configuraciones (como corte central o corte de cizalla) para hacerlas adecuadas para diferentes usos.

Articulaciones

Las múltiples uniones en la mayoría de las cizallas son vitales para la resistencia de la herramienta, ya que combinan -o multiplican- la fuerza aplicada a los mangos.

Hay tres uniones clave: el perno del mango (que conecta los dos mangos), los pernos centrales (que unen las mandíbulas a los mangos) y los pernos de la articulación de la mandíbula (que mantienen las cuchillas alineadas).

Las tres articulaciones actúan como pivotes cuando las mandíbulas se abren y cierran, y este arreglo compuesto ayuda a magnificar la fuerza que el usuario aplica a las manijas de la herramienta mucho más de lo que lo haría una sola bisagra. Los pernos de la articulación de la mandíbula están sujetos a grandes esfuerzos debido a las diferentes fuerzas direccionales, ya que permiten que las mandíbulas se abran mientras se mantienen planas.

Pernos de ajuste

La mayoría de las cizallas (excepto las compactas de cabeza fija) tienen uno o dos pernos de ajuste en el cuello que pueden alterar el ángulo de la hoja a la que están más cerca. Cuando las herramientas tienen dos pernos, ambas cuchillas se pueden ajustar.
Además, los pernos de las placas de la mandíbula se pueden girar para ajustar el espacio entre las cuchillas.

Todos ellos son tornillos “excéntricos”, lo que significa que tienen un vástago de forma irregular, similar a una leva. Girando el perno se mueve una de las cuchillas de la cizalla. Ajustar las mordazas con cualquier juego de pernos puede ayudar a compensar el afilado, o afinar sus cizallas para que quepan alrededor de piezas más gruesas de material.

Mangos de las cizallas

Los mangos de las cizallas varían tanto en longitud como en el material del que están hechas. Esto hace una diferencia significativa en su peso y usabilidad. Las longitudes más largas son útiles para cortar materiales que están abajo, fuera de alcance o que requieren una gran cantidad de fuerza, mientras que los pares cortos son ligeros y útiles para materiales más delgados que están fácilmente dentro del alcance.

Topes de mango

Las cizallas regulares de mango largo a menudo tienen un par de protuberancias metálicas (o “topes”) en el cuello o a poca distancia de los mangos. De este modo se evita que los mangos, y por tanto también las cuchillas, se acerquen demasiado entre sí y se solapen al final de un corte.

Empuñaduras de mango

Para mayor comodidad y control de la herramienta, la mayoría de las cizallas de mango largo tienen agarraderas en el extremo de las manijas.

Cuidado y mantenimiento de la cizalla

La manera más eficaz de prolongar la vida útil de sus cizallas es no utilizarlas para abordar materiales que sean más duros que su límite recomendado. Otras cosas que usted puede hacer para mantenerlos son:

Mantenga las juntas limpias y lubricadas

  • Utilice un spray lubricante que desplaza el agua para limpiar la suciedad de los pernos y bisagras y mantenerlos en movimiento libremente.
  • Rocíe el disolvente directamente sobre el perno o la bisagra y déjelo absorber durante un rato.
    Mantenga las cuchillas limpias, afiladas y correctamente ajustadas
  • Utilice un cepillo de alambres para eliminar cualquier suciedad o escombros que puedan haberse acumulado alrededor de las mandíbulas. Lávelos, si es necesario, con agua jabonosa, pero asegúrese de que se secan bien o el metal puede empezar a oxidarse (sobre todo si es un modelo más antiguo).
  • Si las cuchillas de su cizalla se abollan o se astillan durante su uso, necesitará afilarlas para evitar que el daño empeore.

También es importante asegurarse de que sus cuchillas tengan el espacio adecuado entre ellas. Esto evita que se aplique una presión excesiva a las bisagras mientras se utiliza la herramienta.

Cómo almacenar las cizallas

Las cizallas de brazo largo deben almacenarse en posición vertical, idealmente colgadas o fijadas a la pared. Necesitan estar en un ambiente que no sea húmedo, o su condición se deteriorará. Sus bisagras podrían corroerse, haciéndolas rígidas para su uso.

Las cizallas compactas son lo suficientemente pequeñas como para guardarlos en una caja de herramientas. Tenga cuidado de que no se humedezcan, ya que esto puede penetrar cualquier rasguño en el recubrimiento y provocar una eventual corrosión.

Si hay una traba para sujetar los mangos de sus cortapernos compactos, vale la pena utilizarla, ya que esto también mantiene las mordazas juntas, evitando daños accidentales por otras herramientas pesadas en la caja.

También puedes leer: Tornillo De Banco, Tipos, Partes, Características Y Consejos De Seguridad

4.0
01

Tambien te puede interesar

Compartir es sinónimo de bondad. Sé bondados@

Deja un comentario